Más que vida detrás de los libros

Los distintos debates y cambios que dan forma a la actualidad editorial, sus variantes de preservación y sus mecanismos de distribución esconden, detrás del libro en sí, algunas historias que vale la pena conocer. La historia de la biblioteca “Del otro lado del árbol” es una de ellas.

A Paula Kriscautzky le tocó vivir la situación más difícil de enfrentar para una madre: en enero de este año, luego de luchar contra un cáncer durante diez meses, su hija Pilar dejó este mundo con sólo cinco años de edad.
Paula encaró su dolor homenajeando a su hija, haciendo realidad un sueño que tuvieron juntas durante las arduas horas de internación en el Hospital de Niños “Sor María Ludovica” de La Plata. Pilar, que había empezado a leer, se imaginó una biblioteca ambulante que repartiera libros dentro del hospital. “Qué lindo sería que además de inyecciones y remedios, las enfermeras trajeran crayones para poder colorear”, decía.
Las reglas de la asepsia del hospital hicieron que la iniciativa tuviera que buscar un lugar físico para el funcionamiento de la biblioteca. La Municipalidad le donó un galpón ubicado en la parte cerrada del Parque Saavedra, que contó con la colaboración de cientos de personas para acondicionarla. También recibieron donaciones de mobiliario y de una gran cantidad de libros.
El 2 de abril de este año, día en que Pilar hubiera cumplido seis años, se inauguró el espacio con el nombre de su libro favorito: “Del otro lado del árbol”.

– La biblioteca funciona de lunes a viernes de 9:30 a 18 para todos los chicos que quieran acercarse a disfrutarla.
– Los sábados de 14 a 18 se organizan jornadas que combinan espectáculos artísticos, talleres plástico-literarios y rondas de cuenta-cuentos en la Casita del Parque.

Para más información y contacto, visite su Web o su perfil de Facebook

1 comentario

  1. No mas comentarios que, te admiro por canalizar el mas inmenso de los dolores, en algo tan maravilloso. Si en algo te puedo acompañar, conta con mi apoyo, soy madre de cuatro hijos, y abuela de cuatro preciosuras. Un abrazo nieves

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.