Revisión por pares: debates para el porvenir

Hace tiempo discutimos en esta nota algunas de las nuevas metodologías de revisión por pares. En ella, además, analizábamos los consejos que se están dando en la actualidad para que este proceso sea debidamente cuidado de modo que prevalezcan los intereses de la ciencia y no los del mercado. Así abríamos las puertas para empezar a pensar en los debates actuales en torno de esta temática crucial para la diseminación de los resultados de investigaciones científicas. Es que, a los problemas más fácilmente identificables en el proceso, se fueron sumando otros vicios fomentados por la cultura 2.0 (como por ejemplo distintas formas de suplantación de identidad a través de cuentas de e-mail falsas) para levantar cada vez más desconfianzas alrededor de este sistema.peer-review-interior

 

Por eso es que en una nota reciente de la revista Research Information, representantes de cinco empresas que están desarrollando sistemas más confiables de revisión editorial por pares comentan los problemas más importantes del proceso.

Daniel Jonston, de Publons, dice que los editores académicos están bajo presiones crecientes de encontrar investigadores saturados de trabajo que quieran involucrarse en un proceso de revisión.

Janne Seppanen, director ejecutivo de la compañía finlandesa Peerage of Science, está preocupado por el crecimiento de ‘revistas basura, predatorias, fraudolentas o vanidosas’.

Alison O’Connell, directora de marketing en Aires System, con sede en Massachusetts, EEUU, dice que quiere que la comunidad académica se inspire para adoptar estándares y desarrolle softwares de soluciones editoriales.

Jody Plank, director de operaciones de Rubriq, ubicada en Carolina del Norte, dice que las presiones en los árbitros sugiere la necesidad de que éstos sean validados por la industria.

Kaveh Bazargan de River Valley Technologies, por ejemplo, ha desarrollado su propia plataforma ‘intuitiva’ de revisión por pares para competir con los sistemas actuales.

Pensando en nuestra realidad, dejamos aquí planteados problemas y soluciones ajenas para contrastarlos con los nuestros: ¿Cuál es la situación de la revisión por pares en Argentina? ¿Cuáles son los problemas más comunes con que se enfrentan los editores, los árbitros o los escritores? ¿Qué correcciones, soluciones o estrategias a futuro podrían plantearse?

Cedemos la palabra a nuestros lectores.

2 comentarios

  1. Como gestor de un portal de revistas y congresos donde es usual que la revisión por pares se produzca según los estándares actuales, la utilización del sistema lo asegura, creo que es un proceso que debería mantenerse y normalizarse aún más.
    Como casi siempre, la problemática reside en los usuarios y no en el método. Deberíamos replantearnos el proceso de selección de los revisores y asignar a personas de confianza, que se guíen con la voluntad de ayudar y no por los intereses del mercado. Un sistema de clasificación de revisores y evaluación de revisiones debería ser un criterio para evaluar ciertas revistas. La calidad no reside en construir el producto adecuado, sino también en hacerlo correctamente.

    1. El problema también está en cómo retribuir a los revisores por su trabajo. Por lo general, se les solicita a los docentes e investigadores (ya de por sí tapados de trabajo) que revisen artículos para revistas. Esto no trae ningún beneficio económico para ellos, y en muchos casos tampoco representa un beneficio curricular (certificaciones, exposición en listados de revisores de la revista o del número, etc.). Esto “desmotiva” a quienes tienen que realizar este trabajo, y no ayuda a asegurar una alta calidad del mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.