¡Todo ha cambiado, está cambiando y cambiará!

Autor: Prof. Jose Daniel Texier
Doctorando en Ciencias Informáticas | UNLP

Actualmente nos encontramos en la época de la “Era de la Información”, gracias, principalmente, a los grandes cambios tecnológicos que permiten transformaciones en la sociedad, fenómenos que se presentan cada centenares de años como ocurrió aproximadamente hace 200 años cuando la Revolución Industrial condujo a la humanidad del agrarianismo al industrialismo. Los cambios se pueden observar en lo cultural, social, económico y tecnológico. Así, en estos años es evidente que los niños y jóvenes crecen con un computador en sus manos (conocidos como nativos digitales según Mark Prenky) y que los adultos no (también conocidos como inmigrantes digitales) infiriendo que las próximas generaciones se desarrollarán centrados en esta época.

Enrique Dans en su edición social “Todo va a cambiar. Tecnología y evolución: adaptarse o desaparecer” menciona algunos ejemplos de los diferentes cambios que se han experimentado en esta época y transcurrido en los últimos 20 años, entre ellos, la masificación del uso de los computadores y de los sistemas operativos Windows y Linux, el conjunto de protocolos que conforman la World Wide Web (WWW) conocida como la Internet (proyecto más exitoso y grande del código abierto), los celulares y otros dispositivos electrónicos, las herramientas ofimáticas en plataformas propietarias y libres, las aplicaciones P2P -cuyo pionero fue Napster- para compartir y escuchar música de forma gratuita, las ventas online a través de Amazon o Ebay, el fenómeno de la voz sobre IP popularizado por Skype, la Wikipedia y la sustitución de la Enciclopedia Británica o de Encarta de Microsoft, la difusión de videos en Youtube, la creación de blogs para compartir información, la aparición de los microblogs y redes sociales como Twitter y Facebook, y, el mayor fenómeno del uso de la Internet, Google, por lo que algunos autores hablan del antes y después de Google. Todos estos cambios están basados en la disrupción tecnológica y la neutralidad de la red, permitiendo entender cada día frases como “esto no me va a pasar a mí” o “ lo que no está en la web, no existe”.


Asimismo, es importante señalar que tales transformaciones también se viven en el mundo científico a través de la Iniciativa del Open Access (Budapest, 2001) adoptada para conseguir el acceso libre en Internet de los artículos científicos en las diferentes disciplinas del campo de la investigación. Para la fecha, agosto de 2011, según OpenDOAR existen 2046 repositorios, los cuales representan la columna vertebral para que cualquier usuario tenga acceso inmediato y sin restricciones a leer, descargar, copiar, distribuir e imprimir material educativo, académico o científico.

Tal y como han pasado con todos fenómenos cambiantes de la sociedad siempre se presentan corporaciones y/o comunidades privadas o públicas que denigran de estas iniciativas sociales y abiertas en las que los beneficiarios directos siempre son los usuarios finales. Por el momento, tal y como lo expone Enrique Dans “los viejos poderes viven en la fase de negación de la evidencia: se niegan a aceptar que el mundo ha cambiado, y su proximidad a los poderes políticos y económicos les permiten crearse la ilusión de intentar retrasar o evitar esos cambios”. No obstante, estos cambios son evidentes, por ejemplo, con la implementación y uso de repositorios disponibles para acceder a la información.

Compartiendo la ideología de la información abierta para todo el mundo, SeDiCI hace su aporte a través de la difusión de contenidos científicos en el repositorio institucional, contando actualmente con 16.128 documentos producidos en la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) y garantizando su preservación digital en el tiempo, por eso, hoy decimos todo ha cambiado, todo está cambiando y todo cambiará, por supuesto, para bien de la sociedad.

Referencias
Mark Prensky
Enrique Dans

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.