Traducción de artículo de Björn Brembs

Compartimos a continuación una traducción al castellano de este interesante artículo del investigador alemán Björn Brembs sobre el impacto negativo de los rankings de revistas científicas sobre la divulgación del conocimiento científico.

¿Son las vias dorada, verde e híbrida modelos sustentables de acceso abierto?
por Björn Brembs
Traducción al castellano: Lucas Folegotto y Analía Pinto 

Si se confía en la evidencia empírica, la ciencia actual se está dirigiendo a un abismo que hace que el precipicio fiscal norteamericano (*) sea un pequeño traspié en comparación. La figura de la retractación en las revistas científicas es una práctica que implica la rectificación expresa de un artículo a causa de errores voluntarios o involuntarios en su confección. El número de retractaciones de artículos científicos está aumentando de manera exponencial (como puede verse en este artículo en revisión), y la mayoría de ellas se debe al mal comportamiento o a acciones fraudulentas. Contra todo pronóstico, la evidencia indica que la posición de las revistas, en el ranking que lista más de 31.000 revistas científicas, contribuye de manera negativa: como la inversión en ciencia es muy ajustada e incluso cuestionada, los autores son recompensados por publicar en revistas con una alta ubicación en el ranking. Sin embargo, no existe evidencia alguna de que los artículos científicos publicados allí contengan descubrimientos científicos distintos a los encontrados en otras revistas. De hecho, las revistas de alta posición en los rankings publican una mayor porción de artículos fraudulentos que las revistas de jerarquía menor. En otras palabras, el ranking de revistas es como la homeopatía, la astrología o la radiestesia: se puede tener la sensación subjetiva de que hay algo en ellas, pero todo se disipa bajo la evidencia científica.

Como la posición de las revistas ha sido utilizada solamente como un índice de las políticas “de contratación y despido” y de instituciones mundiales durante algunas décadas, los datos también muestran algunas consecuencias potencialmente catastróficas: la ciencia ha estado reclutando a aquellos candidatos que son eficientes a la hora de “vender” su investigación a las revistas, lo que no necesariamente implica que sean “lo mejor” para la ciencia. A su vez, científicos excelentes han sido despedidos por no alcanzar los estándares institucionales para vender su investigación. Si esto es lo que ha estado sucediendo, ha transcurrido el tiempo suficiente como para reemplazar una generación entera de buenos científicos por investigadores buenos en marketing, lo que aporta una clara evidencia de por qué los indices de fraude y retracciones están explotando como nunca. Sin embargo, hasta hace algunos años, esta tendencia sólo fue observada por algunos especialistas en bibliometría.

Al mismo tiempo, otra tendencia está recibiendo mucha atención: el aumento en el costo del acceso a la literatura académica. Para contrarrestar esto, emergieron 3 modelos de publicación que se ocupan de mejorar aquellos aspectos relativos al problema del “acceso” a la información, pero que no influyen en el problema paralelo de la posición de las revistas en el ranking. Estos modelos apuntan a proveer acceso irrestricto a investigaciones sustentadas con fondos públicos cobrando a los autores por cada artículo (vía dorada), o indicándoles que pongan a disposición una copia NO FINAL (es decir, antes de obtener el formato del editor) del PDF aprobada por una entidad árbitro en repositorios institucionales (vía verde), o dando la opción a los autores para hacer que su artículo sea accesible en una revista por suscripción pagando un costo; por ejemplo, si el autor paga, su articulo se vuelve totalmente abierto, si no, queda detrás de los llamados “paywalls” (via hibrida). Pero es importante saber que ninguno de estos tres modelos, que apuntan a una reforma en el modo de publicación, son sustentables en el largo plazo:

  • Via dorada: La publicación sin abolir el ranking de revistas llevará a un segmento de mercado “de lujo”, como consecuencia de los altos precios para los autores que publiquen en las revistas de alta posición en el ranking (hasta 40.000 euros), y también por la correlación existente entre estos costos y el puesto que las revistas ocupan. Esto logrará que sólo las insitutiones o los autores con dinero suficiente puedan costear estos gastos, una condena a la meritocracia que existe en la ciencia: esto puede ser aun peor que el status quo.
  • Vía verde: Este tipo de publicación implica el doble de trabajo para el autor y necesita de un mandato institucional para ser efectivo, teniendo que agregar un nivel adicional de burocracia.
  • Acceso abierto híbrido: Publicar de este modo infla los precios y también permite a los editores hacer una doble y hasta triple extracción en el erario público, de modo que éste es el más caro de todos.

Por ende, lo que tenemos hoy en día es un status quo que representa una amenaza potencial para toda iniciativa científica, tanto desde el acceso como desde el contenido. Y los tres modelos en boga como soluciones posibles no son sostenibles en absoluto. La necesidad de una reforma nunca ha sido tan palpable como ahora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.